Gigantes, ogros, titanes...

Gigantes, ogros, titanes...

martes, 7 de marzo de 2017

Reflexiones sobre los gigantes ¿Podrían existir?

¿Podrían existir gigantes?:
Angus MacAskill, el hombre más alto
sin gigantismo
Los míticos gigantes son conocidos alrededor del todo el mundo y sobre ellos se cuentan las más diversas leyendas.

Probablemente la mejor forma de explicar que es un gigante seria diciendo que es una criatura humanoide significativamente más grande que el más alto de la patología llamada “gigantismo humano”.

Hay límites en la altura para definir cuando hablamos de gigantismo humano y cuando hablamos de un gigante, se han encontrado esqueletos de supuestos gigantes los cuales miden de los 2'7 m a los 4'5 metros de altura e inclusive de hasta 6 metros de altura.

Hay que tener cuidado con los creacionistas quienes están utilizando estos valiosos descubrimientos a su favor para validar la biblia y de esa forma caricaturizan un hallazgo de valor incalculable. 

Desde ya la religión militante, el ateísmo militante, los escépticos y teóricos de la conspiración están sacando sus propias conclusiones pero aún es demasiado pronto para sacar conjeturas.


¿Qué es un gigante?:


Un gigante es una criatura o humanoide significativamente más alto y ancho que el promedio más alto humano, dotado de un nivel de inteligencia como el nuestro y poseedores de una gran fuerza.

Existen muchos humanos que realmente son como estas míticas criaturas, hay muchos luchadores profesionales que miden alrededor de los 2 metros de altura, los Masai de África son excepcionalmente altos. 

Angus MacAskill, quien murió en 1863 a la edad de 38 años es considerado como el hombre más grande del mundo y un verdadero gigante, medía 2'30 metros de altura y peso alrededor de las 226 kilos en su adultez. MacAskill podía levantar un ancla de una tonelada a la altura del pecho.

De hecho cualquier persona que mida más de 2'4 metros puede ser considerado un gigante, claro todo aquel que posea tal altura debe de tener un índice de masa muscular muy alto para poder desempeñar su día a día con normalidad. 


¿Qué tan alto puede llegar a ser un gigante?: 


A nivel mundial se han encontrado restos humanos de hasta 7'6 metros de altura, se han realizado diversos estudios en base a su dentadura y mandíbula para determinar si efectivamente son humanos o por el contrario podría tratarse de algún tipo de animal, ya que hay informes pasados los cuales evidencian que dientes de elefantes han sido confundidos con dientes humanos.

Se han encontrado artefactos de gran tamaño cerca de Bathurst Australia, los cuales hacen pensar por lo considerables que son sus dimensiones que quienes los ocuparon eran hombres de gran tamaño pero esto no coincide al comparar estas proporciones con el hombre de neanderthal, así que se está barajando la posibilidad de que sean esos artefactos replicas utilizadas en rituales.

Suponiendo que no hay una identificación errónea del límite superior para el tamaño de un gigante el cual es de unos 7'6 metros, hay un problema aquí porque si comparamos estas proporciones con los humanos con gigantismo tendrían un cuerpo muy pesado el cual les impediría realizar su vida con normalidad.

Si tomamos el peso normal para un ser humano de 1'5 metros como 45 kilos entonces una persona de 6 metros de altura pesaría alrededor de 2700 kilos (suponiendo que la ley del cuadrado-cubo que el peso varía con el cubo de su altura y la sección transversal del músculo varía con el cuadrado de su altura) así que al igual que el hombre de Neanderthal necesitaría huesos más fuertes y músculos más eficientes para que su cuerpo pueda soportar su gran volumen.

Los verdaderos gigantes de 2'4 metros de estatura tienden a pesar alrededor de 226 kilos y un humano de 4'8 metros pesaría alrededor de 1800 kilos. Esto nos hace recordar al Bigfoot. En 1991, un hombre obeso llamado Walter Hudson el cual pesaba alrededor de 539 kilos, posiblemente era el hombre con el mayor peso en la tierra en ese momento, murió en Nueva York.

Usando la regla del cubo al cuadrado este hombre correspondería a un verdadero gigante de unos 3'5 metros. Esto significa que existieron seres los cuales midieron más de 6 metros de altura y que no pueden considerarse humanos.


Engaños y especulaciones:


La posibilidad de el engaño no puede descartarse bajo ningún concepto, aún recuerdo cuando se presentaron unas fotografías para validar un importante descubrimiento arqueológico pero la realidad era que esas fotos fueron presentadas años atrás a un concurso de photoshop.

Pese a esto la existencia de los gigantes parece probable pero aun no existe evidencia concluyente.

Un punto interesante son los esqueletos de los gigantes encontrados que tenían dobles filas de dientes y seis dedos en sus manos y pies. Si estos hallazgos se pueden verificar, la teoría de que existiesen criaturas humanoides comienza a ganar fuerza a pesar de que también puedan tratarse de una variedad aun no identificada de humano.

Algunos esqueletos de 2 metros de altura que se encontraban en Pennsylvania tenía cejas muy pronunciadas, el hombre de Neandertal poseía este tipo de cejas y no puede haber sido la selección cultural o evolutiva la que le otorgó este rasgo, aunque esto es pura especulación y no ayuda el hecho de que los esqueletos parecen haber desaparecido.

También parece que hay una tendencia a que estos gigantes tengan el cabello rojo, una característica asociada a menudo con Sasquatch, Bigfoot y los Orang Utang.

Sería especular demasiado afirmar que el Sasquatch es un descendiente de los gigantes que alguna vez poblaron los EE.UU. y fueron expulsados de las tierras silvestres por el Homo Sapiens, pero es una posibilidad y no es descartable. 

Una barrera adicional a la creencia es que algunas de las huellas gigantes encontradas han sido fechadas millones de años atrás en el pasado, a una época en que los humanos aún no se habían separado de los primates. 

Si bien esto puede reforzar la tesis basada en un supuesto mapa de 123 millones de años de edad, encontrado en los Urales el cual se encontró hace un tiempo, (aunque de nuevo el caso tiende a evaporarse después de realizarle un análisis exhaustivo).

El informe de los exámenes realizados a los restos de los gigantes indica que:

1.- El gran cuidado con el que fueron tratadas las piezas fue vital para no dañar o contaminar la evidencia para poder emitir una tesis correcta. 

2.- No hay reportes de gigantes que superaran los 6 metros de altura, rasgo a destacar que en su mayoría tengan el cabello rojo. 

3.- Las muestras han sido recolectadas de diversas partes del mundo y abarcan un vasto estado de tiempo. 

Dada la falta de fiabilidad de la evidencia fotográfica moderna y la prevalencia de engaños se deben de realizar más pruebas. 

Leyendas y un avistamiento:

Los aborígenes australianos afirman en su folclore antiguo que Australia fue colonizada por los gigantes y posteriormente también llegaron varios grupos de hombres con las mismas intenciones. Los antropólogos dicen que los aborígenes no fueron los primeros habitantes de Australia, pero sí a sus predecesores que eran similares a los nativos de Nueva Guinea.

Existe evidencia que abre el debate de que la región de Kimberley en Australia fue ocupada por una civilización relativamente avanzada que serían los antepasados de los actuales aborígenes australianos. 

Huellas gigantes y esqueletos se han encontrado en Australia, pero estos hallazgos están sujetos a las incertidumbres mencionadas anteriormente. Algunas tribus indias americanas tienen leyendas de encuentros con las tribus de los gigantes que estaban allí antes de que los indios llegaran. A menudo, se describe a los gigantes como de cabellos rojos.

Una fuente afirma que la Reina Boudicca era una gigante pelirroja. 

Un gigante vivo fue visto en Buffalo Mills, Pennsylvania, el 19 de agosto de 1973, medía al menos 2'7 metros de altura y estaba vestido con ropa extraña, que parecía estar hecha de algún tipo de material brillante, bajó por la calle principal del pueblo, miró a todos con asombro de un modo oscuro, penetrante y luego huyó.


Políticas:


Cada una de las religiones existentes posee el interés de demostrar la existencia de los gigantes, en el caso del cristianismo es un arma de doble filo ya que distorsionan mucho la realidad para que encaje con la biblia, por ejemplo señalan que los seres humanos gigantes estaban en la tierra desde hace millones de años. Los creacionistas arreglan esto afirmando que los seres humanos y los dinosaurios coexistieron.

Por otro lado están los ateos militantes quienes tienen un profundo rechazo a la religión por considerar que la lava el cerebro de los niños y no están dispuestos a considerar ninguna evidencia sobre la posible existencia de los gigantes y luego están los académicos que han invertido su vida en el modelo estándar del pasado remoto y sienten que sus vidas se verían afectadas si la existencia de los gigantes se probara. 


Observaciones finales:


Intentar comprobar la existencia de los gigantes no humanos es una tarea ardua y difícil, hay muchos engaños a los cuales se está expuesto. Se debe de llevar a cabo una investigación minuciosa, examinando cada prueba disponible.

Un punto interesante de esta investigación es que los gigantes mencionados a menudo tienen dobles filas de dientes más seis dedos en cada mano y seis dedos en cada pie.

Algunas leyendas implican también la comunicación entre los gigantes y los seres humanos que sugieren que si los gigantes existían no eran remanentes de los homínidos como el gigantopithecus y pueden no haber tenido ninguna capacidad para el lenguaje. 

Como es habitual se necesita mucha más investigación y como de costumbre es muy poco probable que lo hagan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario